DE NO HABLAR DEL PASADO.

No hablemos
del pasado.
Fuimos expertos
en hacer del amor
una guerra.
Ahora convirtamos
esta cama en nuestra
trinchera.
Deshaz mi alma.
Desbarata mi calma.
No esperemos un mañana.
No hablemos,
son inútiles las palabras,
nunca nos han servido de nada.
Han sobrado,
al igual que sobra
la ropa.
Mantengamos la calma.
Esta apunto de comenzar
la batalla.
Ondeando la viento el
mastil enhiesto en mi
centro, lo agarras, lo
masajeas, lo zarandeas,
presta para nuestra guerra.
El pasado ya no importa,
al menos en esta hora.
El presente es lo
único que importa,
luego ya, cuando recojamos
nuestras ropas, volverá el
silencio y cada uno
se irá a su propio
desierto.
Pero ahora,
entendámonos de la
mejor de las formas.
Besos que son como
bombas,
aniquilando las pocas
defensas que aún se alzan
orgullosas.
Cuerpo contra cuerpo,
deseosos nuestros sexos.
Movimientos convexos.
Encendiendo los
rescoldos que antaño
ardían iluminando las
estrellas con sus llamas.
Fuegos fatuos con los
que jugamos.
No nos asustamos.
Desnudos danzamos.
Bailamos tenuemente iluminados.
Sombras de otros
amantes de los que
nos mofamos.
De una vida distante,
que en estos momentos
ni nos acordamos.
De sábanas frías en
las que por la noche
nos acostamos.
Ahora sí, separados.
Juntos solamente en
este instante.
Placer al cuadrado,
dejando a nuestras
parejas de segundo
plato, esos que nos
deleitan pero nunca nos
llenan.
Condenados a entendernos.
Locos por comernos.
No hablemos
del pasado.

📸 PIXABAY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s