DE CUANDO LLEGA LA PRIMAVERA.

Llega la primavera
de tu cuerpo,
para derretir el
hielo del invierno
de mis deseos.
Llega la primavera
de tu cuerpo,
ofreciéndome el
elixir de la flor
que guardas como
un secreto.
Llega la primavera
de tu cuerpo,
el deshielo de mi
cuerpo se mezcla
con los fluidos del
jardín florecido en
tu pecho.
El llano de tu vientre
que entre tus piernas
se pierde.
Llega la primavera
de tu cuerpo,
me deleito recorriendo
lo que me ofreces.
Labios que no se ofenden,
degustando el néctar
que la pasión entre
tus caderas despierta.
Manos celosas, recorriendo
los caminos abiertos
por mi boca.
Los sueños se desbocan.
Los jadeos y gemidos
no se equivocan.
Llega la primavera a
tu cuerpo,
embriagando todos
mis sentimientos.
La rama enhiesta
buscando el fruto
de tu primavera.
Floreciendo lentamente.
Delicadamente, como el
pájaro que penetra en su
nido, así se acoplan
nuestros cuerpos.
Con el cinturón de
tus piernas alrededor
de mis caderas marcando
el ritmo de cuando llega
la primavera.
El éxtasis florece entre
sudor y el eco ahogado
de nuestras voces.
Llega la primavera
a tu cuerpo.

📸 DEPOSITPHOTOS

DE LETRAS GRISES

Me callo mis razones,
me envuelvo en mis
temores.
Olvido mil ilusiones.
Sueño sin sueños.
Se borran, del arcoiris,
los colores,
al final del cual ningún
caldero me corresponde.
De dejarnos vencer.
De pensar que es imposible
volver a querer lo que
amamos ayer.
De una vez nada más.
De sentirnos engañados,
sumidos en una vida que
nada nos quiere otorgar.
De querer gritar,
tener que callar.
De montar un arca en
la cual salvar las ilusiones
para que no sean anegadas
por el diluvio de las decepciones.
De ser testigo de la
muerte de éste jardín
marchito.
De no sentirse de
ningún sitio.
De letras grises.
Pensamientos hostiles.
De levantarse sin ganas.
De ya no esperar nada.

📸 PIXABAY

BAILANDO SÓLO PARA MÍ

¿Como expresarte que
te deseo?
¿Que me encantas tus
juegos?
Esa forma de provocarme
De emborronarme los
sentidos.
De desbocar mis latidos.
Y hoy lo haces.
Bailando mostrando
tus ropas de rojo encaje.
Bailando solamente
para mí.
Un pobre amante,
con el cuerpo preparado,
palpitante,
deseoso de tomarte.
Bailando traslucida.
Despojando tu cuerpo
de las vestiduras.
Ya no hay ataduras,
más que la de mis manos
para alargar lo esperado.
Te gusta hacerme sufrir.
Desearte hasta mi cordura
consumir.
Sentirte deseada.
Verme así,
postrado, sin postrarme aún,
ante ti.
Bailando sólo para mí.

📸 PIXABAY

DE NEGACIONISMO. DE SER.

De ser y reconocer lo
que uno es.
Negacionistas.
Así, sin más en
esta nueva anormalidad,
que la quieren revestir
de normalidad.
Negacionista por
no dejar de soñar.
Negacionista por no
borrar un sonrisa.
Negacionista por
seguir volando con
alas que me han
de llevar a tu casa,
quizá acabando en tu
cama.
¿O en la mía?
¿O en cualquier esquina?
Negacionista por no
renunciar a tus besos,
desear penetrar en
tu cuerpo.
Negacionista por
decir(te) lo que quiero,
lo que deseo
Que te anhelo.
Negacionista por
entre tus brazos buscar
consuelo.
Por no confirmarme
con un sólo momento
sin ti.
Por sentir.
Por vivir.
Por arroparme
junto a ti.
Negacionista por
querer descubrir el sol
(naciente) a tu lado.
Negacionista por gritar
que te amo.
Que te quiero amar con
o sin mascarilla,
sentir en mi cuerpo
las cosquillas de tu
pelo.
El camino que en él
trazan tus dedos indicando
que quieres que comiencen
los juegos.
Negacionista en unas
pocas palabras.
Negacionista por no
callar el deseo que
despiertas.
La ansiedad que me ciega.
Negacionista de una
noche en soledad.

📸 PIXABAY

DE TENER MIEDO E INCERTIDUMBRES.

¿Tienes miedo?
Yo también.
Acurrúcate entre
mis brazos.
Dejémonos mecer
por el latido de nuestros
corazones.
¿Tienes miedo?
Yo también lo tengo.
Al que será,
a que se acabe este momento,
a que el cuento no acabe
como espero,
a que la bruja malvada
aparezca robándonos
los sueños.
A que te conviertas en
sapo,
a que se nos olvide este
rato.
Acurruquémonos entre
nuestros brazos musitando
sueños, cubriéndonos de
besos.
Riéndonos del mundo.
Te confieso que temo
el fin de este momento.
Que estalle la burbuja,
que no seamos más que
muñecos en manos de
un destino incierto.
Temo por ti, por mí,
por lo nuestro.
Desearía parar el
tiempo en este momento.
Sintiendo en mi pecho
tu pelo, notando entre
mis brazos tu cuerpo.
¿Dónde se encuentra la
brújula mágica que señala
nuestro destino?
¿Tienes miedo?
Yo te confieso,
que aterrado me encuentro.

📸 PIXABAY

DE AMAR A UNA SOMBRA

¿Que le voy a hacer?
¿Si estoy con ella sin
querer?
¿Si los pensamientos
vuelan dónde estés?
¿Si mi corazón tiembla
en cada amanecer?
¿Si no puedo respirar
si no soy capaz de imaginarte?
Pues vives ahí, en mi mente.
Vives en mis sueños.
En todos y cada uno de los
momentos.
Es tu cuerpo el que tomo,
tus labios los que beso,
te dedico cada uno de
mis versos, malos o buenos.
Eres la dueña de mis sueños,
de mi cuerpo,
de todo mi deseo.
¿Cuándo te harás presente?
¿Cuando, ilusión mía,
serás consciente de que tuyo
es mi cuerpo y mi mente?
No sé si alguna vez leerás
lo que escribo,
escucharás mi llamamiento
en cada escrito,
este llanto que dejó plasmado
en negro sobre blanco.
¿Qué le voy a hacer si
te amo aún sin saber
quién eres?

📸 PIXABAY

DE COMENZAR A CAMINAR.

Siempre pensé
que tras tu adiós
todo sería oscuridad,
que no habría amanecer.
Siempre pensé que
Caminaría en la tempestad.
Que sería fría la vida.
Siempre supuse el frío
tras los reproches.
Siempre soñé volar
libre hacia el horizonte
desde el cual, podría ver
un nuevo amanecer.
Siempre recé, a quien haya
que rezar, exista o no, en esos
momentos me daba igual,
poder caminar sin el peso
de una pesada mochila
que carga sobre la espalda.
Y soñé con volver a empezar.
A sentir el sol una vez más.
A comenzar a reír, a dejar
de llorar.
A olvidar la noche en la
que me sumí en el ayer.
A volar hacia un sol
que calme mis heridas,
que sean el culmen de
mis expectativas.
Hoy comienzo a caminar.

📸 DEPOSITPHOTOS

DE CUANDO SON NOCHES.

Son pocos días,
pero demasiadas noches.
De sueños rotos,
de silencios,
de llantos silenciosos.
Son pocos días,
seguidos de eternas noches
en los que la melancolía
me arropa, entre sus
brazos me acoge.
Pocos días de luces.
Noches de recuerdos,
de camas a solas.
De pensarte a deshoras.
A perder lo poco que
me queda de honra.
Y pasan las horas y
con ellas los momentos
que caldean mi memoria.
Yen estas oscuras horas
sólo deseo que me olvides,
que no me recuerdes como
yo te recuerdo.
Que no te duelan en el alma,
como a mí me duelen,
nuestros momentos.
Son demasiados días,
pero más son las noches
de tormento, de agonía,
de reproches.

📸 PIXABAY

DE PRIVATIZAR.

Privatízame.
Hazme tuyo de una
vez.
No permitas que otros
amores tomen mi piel.
Privatízame.
No especules con
mi amor.
No quiero ser objeto
de arrendamiento
momentáneo que no
me deje satisfecho.
Privatízame.
Que solo sea tuyo.
El objeto de tu deseo,
que sean, solamente tus manos,
las que enciendan mis fuegos.
Las que llenen mis silencioso.
Privatízame.
Hazme de uso exclusivo.
Cómprame con tus besos.
Me entrego, te entrego,
mi cuerpo y aliento.
No quiero ser de nadie
más.
Tuyo y ya está.
Privatízame.
Hazme enloquecer.
Móntame.
Sujétame.
Suéltate.
Tuyo es todo mi ser.

📸 PIXABAY

DE LLAMAR. PENSAR. SOÑAR.

Llámame lo que quieras.
Pero llámame.
Piensa de mí lo
que te apetezca.
Pero piénsame.
Sueña conmigo de
cualquier manera.
Pero suéñame,
que yo te llamo, te
pienso, te sueño
en cada instante,
en cada momento.
En cada mirada y
suspiro te llevo.
En cada alegría
te siento.
En cada aliento
que humedece
mis labios, mis
sentidos emborronado.
Llámame.
Estaré dispuesto en
cualquier momento,
fiel escudero de una
Quijote con el deseo
presto.
Cabalga conmigo,
sobre mí, hacia los
molinos de viento
que se alzan más allá
del firmamento.
Volemos en las alas del
orgasmo combinado, para
alcanzarlos con las manos.
Relajarnos.
Besarnos colmados.
Llámame.
Piénsame.
Suéñame.
Como quieras hacerlo.
Pero hazlo.
Lo necesito.
Lo extraño.

📸 DEPOSITPHOTOS